Páginas vistas en total

viernes, 30 de mayo de 2014




Agradecimientos: 



Para mis lectores… 

Es de suponer que nada en este loco mundo es eterno. Las circunstancias que rodean nuestras vidas cambian con los años, al igual que nosotros mismos y quienes nos acompañan en ésta dura trayectoria. Yo pasé en unos pocos meses de amante del mundo de la montaña y practicante del vuelo en parapente, a escritor. Quien me lo hiba a decir. En ocasiones ocurren cosas que te llevan a conocer a nuevas personas que van ocupando su lugar en tu vida, mientras esos mismos sucesos te separan de otras personas. Y llega un día en que haces un alto en el camino y echas la vista atrás, para sorprenderte por la cantidad recuerdos que no son más que eso: recuerdos, que en un momento dado se convierten en un bagaje más para formar parte de ese baúl donde guardas todas esas experiencias que te acompañan a lo largo del camino. 

Por eso, y por mucho más, creo que nada es eterno, y que tenemos el innegable derecho a seguir nuestro camino, a cambiar. Aunque en ocasiones, en ese cambio a veces se gana y a veces se pierde. Nuestra vida está formada por etapas, y la gente entra y sale de ella como si de pronto dejaran de tener el valor que antes ostentaban. 
Hace tiempo que dejé de creer que la amistad entre personas es eterna y creo que todos deberíamos meditar el precio que en ocasiones pagamos por ciertas cosas, porque en la mayoría de casos no merece la pena. 























A ti, apreciado lector... Sí, a ti mismo, que ahora lees esto, y que das por lo tanto sentido a ésta publicación. A ti que en estos momentos estás leyendo estás líneas, sólo puedo decirte que espero que disfrutes con cada una de los escritos publicados hasta el momento. Quiero hacer una mención especial a los familiares de Hubert, que como me dijo Maria-Luise Erner hace unos días: siguen el blog conmovidos y emocionados. Debo aprovechar la ocasión para, asimismo, dar las gracias a los cientos de lectores que desde Alemania, y con sus lecturas, han pasado a ocupar un lugar en mi vida. Lo mismo debo decir de los que me siguen desde países tan dispares como: Estados Unidos, Argentina, Austria, Serbia, Ucrania, Polonia, México, China, Uruguay, Costa Rica, India..., Y quien sabe que lugares más.

Queridos lectores y amigos, espero que ésta aventura en la que ando inmerso continúe por mucho tiempo, y que sigáis queriendo compartir conmigo cuanto escribo, mientras tanto, este blog seguirá siendo como una puerta abierta, donde podréis seguir en contacto conmigo, sin censuras. Gracias por estar ahí. 


José Barceló 

No hay comentarios:

Publicar un comentario